El 70% de la superficie de nuestro planeta está cubierta de agua, esto es más de 1.3 millones de km3. Sin embargo, sólo el 2.5% es agua dulce, alrededor de 35 millones de km3, de los cuales más del 70% no tiene una disponibilidad para el consumo humano ya que se encuentra en forma de glaciares, hielo o nieve. Por ello, su accesibilidad se ha convertido en una preocupación mundial del cual debemos ocuparnos todos.

La pandemia generada por el COVID-19 ha hecho aún más evidente la necesidad de contar con mecanismos que nos ayuden a cuidar y conservar el agua, así como a incrementar la accesibilidad al mismo. El agua ha sido uno de los recursos más importantes frente a esta pandemia, ya que la limpieza y el lavado de manos es indispensable para poder eliminar el virus de nuestro entorno. Sin embargo, gran cantidad de personas no cuentan con acceso a este recurso o no cuentan con la calidad necesaria para utilizarla.

En nuestro país, al menos 9 millones de habitantes no tienen servicio de agua potable y 10.5 millones no cuentan con alcantarillado, ocasionando mayor vulnerabilidad por contagio de COVID-19 entre estos grupos.

En el primer año de pandemia, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) informaron que en 47 países con bajo acceso al agua, la mitad de los centros de salud carecen de agua potable y tres de cada cinco de servicios básicos de saneamiento. Además, señalan que la industria y gran parte de la población son omisas al cuidado de este recurso, traduciéndose en escasez y contaminación de la misma.[3] Un claro ejemplo de ello es que del total de lagos y presas en el mundo, más del 70% se encuentran con algún grado de contaminación.

Cuando se pueda incrementar el acceso al agua salubre, así como a instalaciones sanitarias adecuadas, se podrán evitar miles de contagios.

A lo largo de los años, las industrias han revolucionado y han hecho uso de este recurso para el consumo diario o para la producción de productos y servicios. Sin embargo, muchas veces no cuentan con los cuidados para la preservación de los recursos naturales, causando mayor contaminación.

Desde hace más de 50 años, en Tratamiento de Agua SYPYSA hemos desarrollado proyectos a la medida pensando en las soluciones del tratamiento de agua, su recuperación y la reducción de costos en la industria nacional e internacional.

Los proyectos efectivos en el tratamiento de agua de las industrias hacen un gran cambio en el medio ambiente, contribuyendo a mejorar la calidad de vida en el corto, mediano y largo plazo. Nos preocupamos y ocupamos por el presente y futuro del agua, trabajando en conjunto con las empresas para desarrollar proyectos que mejoren las condiciones del agua.

Contáctanos para saber más acerca de nuestros proyectos de calidad de agua.

Iniciar conversación
1
¡Contáctanos!
¡Hola! Para darle seguimiento a su solicitud favor de proporcionar:
- nombre
- empresa
- ubicación
- necesidad
En breve nos comunicaremos con usted.